ABC DE LA CALIDAD ODONTOLÓGICA PARA PACIENTES: CLAVE 1

 OCHO CLAVES PARA ELEGIR TU DENTISTA EN TODA CONFIANZA

Clave 1:  Nivel de cualificación y experiencia

En nuestro afán de respaldar la odontología de calidad, más profesional y transparente, te ofrecemos referencias y consejos que te ayudarán a determinar el grado de calidad que ofrece tu clínica dental.

Dedicamos este post a la primera de las ocho claves que determinan el nivel de prestaciones de una clínica dental y que te ayudarán a elegir tu dentista en toda confianza.

Si bien es cierto que en cualquier sector de actividad este factor contribuye en determinar el grado de competencia de un profesional, en el campo de la salud puede llegar a adquirir un cariz y una dimensión muy especiales.
Cuando uno se enfrenta a alguna enfermedad o dolencias de difícil curación existen pocas cosas tan reconfortantes como sentarse frente a un especialista reconocido que posee el grado de conocimiento y experiencia necesarios para poder curarnos.
En estos casos se suelen elegir profesionales concretos, a los que accedemos muchas veces por recomendación y que son referentes en su trabajo, pero en realidad:

¿Qué es lo que realmente contribuye a calificar un profesional como “referente” y nos empuja a elegir a uno antes que a otro?
Obviamente el conocimiento y la experiencia son la base de todo pero también hay otros factores determinantes.

En un campo como la medicina, que se halla en constante evolución, se puede decir que el título obtenido es solo el inicio de un proceso de desarrollo y formación continua que lleva al profesional a crecer en función de sus aspiraciones y de su vocación para poder dar la verdadera medida de su potencial. Esta es la gran diferencia que existe entre la cualificación, y el NIVEL de cualificación, que tanto contribuye a otorgar prestigio profesional.

En el campo de la odontología sucede lo mismo solo que, además, vemos como dicho grado de cualificación está cada vez más vinculado a la innovación y a la tecnología, que van adquiriendo más relevancia en la profesión por los grandes beneficios que suponen para el paciente en cuanto a confort, fiabilidad y resultados.

Por esta razón, más que en cualquier otra rama del sector sanitario, la actitud frente a la innovación y la tecnología es lo que suele marcar la diferencia entre profesionales y lo que contribuye a mantener un dentista en la vanguardia de su profesión.

A modo de ejemplo diré que, aunque hoy pueda parecer extraño, mientras algunos odontólogos festejaban la aparición de los implantes dentales hace unos años, considerándolos como un gran adelanto, muchos prefirieron darles la espalda por aquellos entonces e ignorarlos. Hasta que, obviamente, no les quedó más remedio que camb¡ar de opinión ante el peligro de quedarse desfasados.

Lo que quiero decir con esto, es que no todos los profesionales tienen la misma actitud frente al progreso ni comparten la misma visión de la odontología, y que un buen profesional no espera a sentir el miedo de quedarse atrás para actuar, sino que actúa porque siente la necesidad de mejorar la calidad de sus tratamientos y ser mejor profesional.

Como en todo sector están los escépticos y los entusiastas, así como los precursores y los que se conforman con seguir las tendencias.
Estas son actitudes y características que uno suele percibir cuando acude a su dentista y que se deberían tener en muy cuenta ya que la voluntad de ir siempre un paso por delante responde siempre al deseo de ofrecer lo mejor a sus pacientes y brindarles beneficios y soluciones a las que no podrían acceder en muchas otras clínicas.

Esa postura frente a la innovación hace que, además el proceso de formación continua sea percibido de manera natural y positivo y no como un problema añadido, a la vez que contribuye a un mayor grado de experiencia, factor determinante a la hora de otorgar a un dentista el status de “profesional referente”.

Estos son factores que tenemos muy en cuenta a la hora de acreditar profesionales con el sello ADECOA. De la misma manera, como paciente uno no debería dejar de preguntarse si su clínica dental actual, o la que estén a punto de elegir están en disposición de ofrecerle prestaciones acordes con las exigencias de la odontología moderna.

Hoy en día toda la información acerca del C.V. del equipo facultativo y de la tecnología ofrecida por el centro debería  estar disponible a través la misma página web de la clínica.

Post relacionado:
Dibujo 4

 

 

ABC de la calidad odontológica
para paciente/Tema principal

Las 8 claves de la calidad odontológica
ABC de la calidad odontologica para pacientes (II)

6 comentarios
  1. eliza
    eliza Dice:

    excelente publicación, nosotros los odontólogos debemos tener una visión actualizada de la odotología moderna y poner en práctica todos los consejos que son aplicados en un consultorio dental en benfecio de los pacientes

    Responder
    • Jean-Louis Yague
      Jean-Louis Yague Dice:

      Gracias por tu comentario. Indiscutiblemente el nivel de prestaciones tiene que estar acorde con la evolución como las exigencias de la odontología moderna, que tanto están ayudando a la satisfacción del paciente.

      Responder
    • Jean-Louis Yague
      Jean-Louis Yague Dice:

      Gracias Dra. olívencia por su comentario. Nuestro afán es ofrecer transparencia y guiar al paciente para que pueda elegir su clínica dental en toda confianza.
      Un saludo

      Responder
  2. Gonzalo Riera
    Gonzalo Riera Dice:

    Gran labor la de Jean Luis haciendo publicaciones como esta, ayudando al ciudadano a saber separar el grano de la paja. Que importante es hoy en dia saber apreciar y diferenciar a un profesional de la medicina y de la odontología, de los trileros y clínicas dentales en las que la letra pequeña esconde mucho más haya que cuestiones económicas.
    Seguiremos con atención el resto de publicaciones de ADECOA.

    Responder
    • Jean-Louis Yague
      Jean-Louis Yague Dice:

      Gracias Gonzalo por tu comentario. Efectivamente, no cabe duda que los profesionales referentes son aquellos que alian la formación, la experiencia y la ética profesional, y no entienden la odontología como un comercio sino como una profesión sanitaria en la que la salud es lo más importante.

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *