ABC de la Calidad Odontologica para Pacientes (IV)

good mood will not leave us more
OCHO CLAVES PARA ELEGIR TU DENTISTA EN TODA CONFIANZA

Clave 4: Calidad Asistencial

Definición de calidad asistencial:
Según el ministerio de sanidad, la calidad asistencial es hacer las cosas adecuadas, a las personas adecuadas, en el momento preciso, y hacer las cosas bien la primera vez.

Como lo hemos venido comentando en posts anteriores, la odontología está entrando en una nueva era y estamos asistiendo en toda España a la eclosión de una nueva generación de clínicas dentales, que muchos sitúan hoy en día a la vanguardia del sector en Europa.

Sin embargo, no nos equivoquemos, las instalaciones, la tecnología y el equipamiento de una clínica juegan un papel importante pero no garantizan por si solos una elevada calidad odontológica. Para ello es necesario que dichas clínicas cuenten también con una organización interna que le permita ofrecer una óptima Calidad Asistencial.

La odontología es una disciplina que se practica sobre personas, para la cual se necesita una gran concentración y una gran precisión.
Es una profesión de por sí sujeta a imprevistos, a contratiempos, y al stress que conlleva trabajar sobre pacientes en un ambiente que les suele generar cierto temor o tensión.
Por esta razón es tan importante que tanto el odontólogo como el equipo gocen de unas condiciones de trabajo que les permiten estar relajados y concentrados, evitando posibles sobresaltos, pérdidas de tiempo o dispersiones.

Al igual que ofrecer por costumbre un tiempo de espera elevado, las señales de nerviosismo, de cansancio o de desorden no tienen cabida en la clínica dental moderna porque generan inseguridad, temor y desconfianza en los pacientes, y afectan a la calidad de prestaciones.

Esto es importante ya que la actitud del equipo, tanto auxiliar como facultativo, es el “barómetro” y la referencia a la que recurrimos para tranquilizarnos, un poco como las azafatas en los aviones, a las que de manera instintiva buscamos con la mirada cuando hay turbulencias, esperando encontrar esa serenidad y normalidad que nos permitan mantener la calma.

Señales de una buena calidad asistencial en odontología

La noción de Calidad Asistencial se percibe normalmente en el seno de una clínica cuando los actos fluyen, cuando cada miembro del equipo tiene muy claro cuales son sus tareas y los actos se efectúan a su debido tiempo. La Calidad Asistencial suele estar acompañada de cierta serenidad y tranquilidad, y suele traducirse por una buena calidad clínica.

Una clínica dental que funciona como una máquina bien engrasada NUNCA es fruto de la casualidad, sino más la consecuencia de un trabajo de reflexión, de formación, de preparación, de organización y de planificación meticulosos.

Además, en odontología la Calidad Asistencial no suele ser compatible con el concepto de auxiliar que trabaja a la vez como auxiliar administrativo (recepcionista), y auxiliar clínico, como se ve en ciertas clínicas.
Son dos conceptos diferentes, con tareas que no deberían solaparse porque dificultan la planificación y coordinación de los actos e impiden que el odontólogo esté debidamente concentrado en la zona de cuidados, viéndose obligado en ocasiones a andar buscando instrumentos durante las sesiones o a esperar que su auxiliar se libere de las demás tareas para poder prestarle ayuda para algún cuidado.
Esto no solo no da buena imagen sino que plantea una obvia cuestión de higiene, cuando las manos enguantadas van de la boca del paciente a los cajones en busca del instrumento necesario.

La odontología, como decía más arriba está sometida a contratiempos, posibles complicaciones en tratamientos, retrasos de pacientes, etc…, unos imponderables que dificultan mucho el trabajo diario y el control sobre la agenda. Por esta razón es importante que el equipo esté bien preparado y disponga de unos recursos que minimicen dichas dificultades.
Que los protocolos de actuación, tanto clínicos como no clínicos estén bien definidos,  que cada miembro del equipo los tenga asimilados y que se efectúen de manera sincronizada gracias a una buena planificación resulta clave para una óptima Calidad Asistencial odontológica.

Esto es importante si tenemos en cuenta que:

Una buena planificación y organización:

— Aporta serenidad
— Mejora la concentración
— Mejora la calidad clínica
— Inspira confianza y transmite una sensación de profesionalidad
— Tranquiliza a los pacientes

Al contrario,

una mala planificación y organización:

— Genera dispersión, nerviosismo y estrés
— Produce retrasos y elevados tiempos de espera
— Provoca una falta de concentración
— Influye negativamente en la calidad clínica
— Da una sensación de desorden
— Afecta a nuestra confianza como paciente

Posts relacionados

 

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *