Dentistas de ayer Vs dentistas de hoy

dentistas de ayer1
¿Ha evolucionado tu clínica dental al mismo ritmo que la odontología lo ha hecho en los últimos años?

Hoy quiero hablar de las diferencias existentes entre odontólogos y su predisposición, o no, a seguir el ritmo que marca la evolución tecnológica, y que resulta tan importante a la hora de ofrecer las mejores prestaciones a sus pacientes.

La odontología es uno de los sectores que más ha evolucionado en los últimos años. Los numerosos avances tecnológicos le han proporcionado un fantástico impulso, así como la posibilidad de realizar tratamientos más precisos, fiables y con mayor confort; sin embargo no todas las clínicas actuales reflejan realmente dicha evolución.

Hoy en día, muchas siguen aún funcionando según patrones similares a los de antaño y muchos odontólogos siguen mostrándose reacios a invertir en tecnología, a pesar de las grandes ventajas que ésta brinda a sus pacientes; y a ellos mismos como profesionales.

Obviamente, seguir el ritmo marcado por la innovación implica, además de una inversión económica, una inversión en tiempo y en formación que suele plantear una problemática añadida, que muchos profesionales acaban asumiendo sólo en última estancia, cuando no tienen más remedio que hacerlo.

A modo de ejemplo, lo ocurrido hace años con la llegada de la implantología constituye un ejemplo extremadamente demostrativo, ya que si bien algunos odontólogos valoraron en seguida el tremendo avance que esto suponía para la profesión y para sus pacientes, muchos fueron los que decidieron darle la espalda, hasta que el auge de esta técnica les obligó a ponerse al día y ofrecerlo también, simplemente porque se arriesgaban a quedarse desfasados respecto a la competencia.

Son dos maneras diferentes de entender la odontología que, aún hoy en día, diferencian los que son “dentistas de ayer”, más conservadores por comodidad, y los “dentistas de hoy”, dentistas modernos conscientes de que la innovación y la tecnología permiten ofrecer prestaciones de mayor calidad, lo cual tiene aún más relevancia cuando hablamos de un sector sanitario, como lo es la odontología.

Obviamente, todas las clínicas están igual de preparadas para dispensar cuidados básicos, sin embargo a la hora de prevenir o solucionar mayores problemas con la mayor fiabilidad, se necesitan recursos de los que sólo disponen las clínicas más avanzadas. Es decir, las que han “hecho los deberes” y se preocupan de brindar lo mejor a sus pacientes.

La clave para el paciente está en intentar averiguar cuales son las verdaderas prioridades de un profesional o de una clínica para poder elegir mejor y confiar su salud bucodental a aquellos que mejor la valoran.

Esto es lo que pretendemos facilitar a través de nuestra acreditación: clínicas de última generación que evolucionan al ritmo adecuado y dan prioridad al paciente y a su salud bucodental.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *