El problema de la apnea del sueño en los niños

Más de 100.000 niños menores de 14 años padecen apnea del sueño en España, con consecuencias notable en su descanso, su salud y su desarrollo.

Dr. Alberto Cuevas

Dr. Alberto Cuevas, miembro de Adecoa y director médico de Clínica Cuevas Queipo, en Málaga. Es jefe del Servicio de Odontología y co-director de la Unidad del Sueño en Hospital Vithas Xanit Internacional, junto con los Dres. Gustavo de Luiz, Jefe del Servicio de Neumología del Hospital y Robin Reyes, Jefe del Servicio de Otorrinolaringología.

 

 

 

EL RONQUIDO EN EDAD TEMPRANA

Hasta hace unos años, el que los niños roncaran y dejaran de respirar durante breves segundos era una situación poco valorada por pediatras y padres pero, afortunadamente, esto ha cambiado y en la actualidad no hay ningún médico especialista en niños que no de la importancia precisa a este tipo de fenómeno denominado como Síndrome de Apnea Obstructivo del Sueño (SAOS)”.

Esta patología suele aparecer entre el año y los seis años de vida, coincidiendo con la época de mayor crecimiento de tejido adenoideo y amigdalar. Algunos de sus síntomas más importantes son ronquidos frecuentes, problemas para respirar durante la noche, somnolencia durante el día, dificultad para prestar atención y problemas de conducta. Si los padres aprecian la combinación de estos síntomas en los pequeños es importante que acudan a un especialista lo antes posible.

La apnea del sueño se caracteriza por interrupciones repetidas de la respiración de más de 10 segundos, que pueden llegar, en algunos casos, a sumar dos o más horas de inadecuada oxigenación en una sola noche. En la población pediátrica esta patología puede estar asociada también a importantes enfermedades desde el punto de vista cardiovascular, pudiendo llegar a provocar arritmias, aumento de la tensión arterial y alteraciones en la función cardiaca.

Es importante recordar también a los padres la importancia de diagnosticar esta patología en edades tempranas, ya que la apnea del sueño iniciada en edad infantil puede ser el detonante para la aparición de otra patologías en edad infantil que normalmente aparecen en edad adulta, como por ejemplo la hipertensión arterial y la aterosclerosis. Incluso puede llegar a influir en el crecimiento del menor ya que la apnea del sueño, en ocasiones, puede estar implicada en la disminución de la liberación de la conocida como hormona del crecimiento.

TRATAMIENTOS

Para tratar esta patología es necesario implicar a múltiples especialistas, como son el neumólogo, otorrinolaringólogo, médico odontólogo, médico ortodoncista y cirujano maxilofacial.

Muchos niños con el síndrome de apnea del sueño tienden a tener las amígdalas y los adenoides más grandes por lo que el tratamiento más común es la amigdalectomía y adenoidectomía, una cirugía que consiste en la extracción de las amígdalas y los adenoides al niño y que es altamente efectiva para el tratamiento de esta patología.

Otro tratamiento efectivo es el de presión continua de aire por vía nasal que requiere que el niño duerma con una máscara que expide una presión de aire constante a través de la nariz del niño, permitiéndole respirar confortablemente.
Actualmente también se colocan unos dispositivos en la boca para dormir que permiten no sólo permeabilizar el paso de aire, sino también ayudar al mejor desarrollo de los maxilares simultáneamente.
Se ha demostrado que respirar por la boca en vez de hacerlo por la nariz es muy perjudicial para el desarrollo de los maxilares y para la salud de la boca y dientes.

También es importante destacar que los niños que nacen con afecciones médicas como el síndrome de Down, parálisis cerebral, o deformidades craneofaciales tienen más predisposición a sufrir apnea del sueño, por lo que pueden necesitar un tratamiento adicional.

Los niños con sobrepeso también suelen sufrirla. La mayoría mejora con la pérdida de peso, pero pueden necesitar un tratamiento de presión continua de aire por vía nasal (CPAP) hasta que bajen de peso.
Otra gran cantidad de niños tienen apnea por el anormal crecimiento en el equilibrio de los maxiliares y es trabado por el Odontopediatra, el dentista, especialmente en tratamientos de Ortodoncia precoz, que sitúa los maxilares en la posición adecuada para que no obstruyan las vías respiratorias a nivel de la boca.

2 comentarios
  1. Jose Pérez
    Jose Pérez Dice:

    Felicitarles por el equipo de Clínica Dental Cuevas Queipo. Estoy tratado por el Dr. Cuevas y he de dar enhorabuena a todo el equipo por su humanidad y disponibilidad en todo momento. Es genial encontrar médicos así, que trabajan comprendiendo los problemas que genera a toda la familia el no poder dormir bien, cuando ha solucionado también mi problema de ronquidos y apnea del sueño.

    Responder
  2. Jose Ruiz Ruiz
    Jose Ruiz Ruiz Dice:

    Gracias al estudio detallado de las vías respiratorias de nuestra hija por el Dr. Cuevas y la Dra. Queipo pudimos comprender lo que le ocurría y tratarle. Ahora ha cambiado su vida y les estamos muy agradecidos. Fué un tratamiento para avanzar la mandíbula que tenia retraída, con aparatos de ortopedia dental. Gracias

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *