La detección precoz y la prevención, armas esenciales para mejorar la salud bucodental española

Poder predecir la aparición de caries y patologías, incluso antes de que estas puedan ser detectadas y tratarlas de manera preventiva, forma ya parte de la realidad de la odontología moderna.

Hasta ahora más acostumbrados a la “reparación” que a la prevención, los odontólogos disponen hoy en día de recursos que les permiten anticiparse a las enfermedades bucodental y fomentar una cultura más preventiva que contribuya a mejorar sensiblemente la salud oral de los pacientes a medio y largo plazo.

El análisis de saliva, clave para la detección precoz de enfermedades bucodentales

Uno de los recursos más destacados es, sin lugar a dudas, el análisis de saliva, ya que ésta juega un papel fundamental en nuestra salud bucodental.
En efecto, la saliva, no solo  se encarga de neutralizar la sobrecarga de ácidos, humedeciendo los alimentos y las bacterias, sino que actúa como lubricante, formando una película que aporta calcio, fosfato y flúor al diente.

Cuando la saliva no está sana, pierde su capacidad protectora y esto favorece la aparición de caries, de patologías y de infecciones orales.

Determinar la calidad de la saliva, el PH y su capacidad amortiguadora es fundamental, ya que ayuda a evaluar el posible riesgo de caries para cada paciente y permite elaborar programas preventivos personalizados, en función de los resultados obtenidos, que puedan garantizar una mejor salud bucodental en el tiempo.

Objetivo: mantener al paciente libre de patologías

En función de la calidad de saliva, el odontólogo aconseja la adopción de medidas de descontaminación y procede a la protección de fisuras con selladores, esmaltados o remineralizaciones.

También puede recomendar técnicas específicas de higiene y elaborar un calendario de actuaciones para impedir la aparición y el desarrollo de caries o de enfermedades bucodentales, y evitar así intervenciones futuras o tratamientos pesados para el paciente.

Para ello es fundamental seguir los siguientes 4 pasos:

  • IDENTIFICAR y evaluar con anticipación cualquier posible factor de riesgo de caries.
  • PREVENIR la aparición de caries eliminando o minimizando estos factores de riesgo.
  • RESTAURAR el esmalte desmineralizado y protegerlo frente a daños adicionales.
  • REVISAR el estado de la boca con periodos de revisión acordes con la susceptibilidad a las caries.

¿Porque es tan importante para nuestra salud?

Una salud bucodental deficiente hace que ciertas bacterias puedan pasar de la boca a la sangre y, ya sea directamente o por la inflamación sistémica, puedan afectar a otras partes del organismo. Las consecuencias pueden ser un aumento del riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, riesgo de tener parto prematuro, riesgo de descompensación de diabetes y  el desarrollo de diversos tipos de cánceres.

Teniendo en cuenta que en España, solo el 14.8% de adultos entre 35-44 años tiene las encías sanas y que los índices de salud oral relacionados con la caries son similares a los de en Suecia hace 2 o 3 décadas, un país acostumbrado a las visitas rutinarias al dentista, es importante que los odontólogos contribuyamos a instaurar una cultura más preventiva sin demora, para poder corregir unas estadísticas que tenderán a empeorar con el paso del tiempo y el envejecimiento de la población, si no se le pone remedio.

Esta es la razón por la que las clínicas de la red ADECOA han elaborado en común un programa de detección precoz, prevención y mantenimiento rutinario, que resulta atractivo, efectivo y se adapta a las necesidades actuales de los pacientes.

Porque apostar por la prevención es la única manera de poder garantizar una mayor salud y bienestar para los pacientes a largo plazo.

Puedes encontrar más información acerca de estos planes en: http://adecoa.com/tarjeta-vip-informacion

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *