Odontología Mínimamente Invasiva: En que consiste y que beneficios tiene para el paciente

Diente sanoOdontología Mínimamente Invasiva: El nuevo enfoque que revoluciona el sector

En tiempos en los que la odontología, o más bien cierta parte del sector, parece sólo vaticinar con vehemencia el “quita y pon”, existe una corriente adoptada por los odontólogos más prestigiosos, llamado Odontología Minimamente Invasiva, también llamado de mínima intervención, que se orienta cada vez más hacía a un enfoque de actuación menos drástico, mucho más natural y conservador .

¿En que consiste?

La Odontología Minimamente Invasiva consiste en conservar y cuidar los tejidos óseos, periodontales y dentarios del paciente, utilizando procedimientos menos agresivos y más conservadores, y más en sintonía con el concepto de la salud dirigida a la conservación del cuerpo humano y de su función.

Mientras la tendencia en odontología parece centrarse en “cortar por lo sano” y ofrecer soluciones drásticas sea cual sea la naturaleza del problema (véase publicidad de ciertos grupos), la Odontología Minimamente Invasiva se centra de manera prioritaria en determinar cual el origen y la naturaleza del problema y en actuar en consecuencia para salvar tejido oral duro y suave, con el principal propósito de conseguir que el paciente disfrute de una óptima salud oral para toda la vida.

Esta nueva corriente se basa fundamentalmente en:

– La detección de los factores de riesgo (por ejemplo en función del pH del medio bucal, jugando un papel primordial la saliva).
– El diagnóstico precoz
– La prevención, para ralentizar los procesos de destrucción de tejidos
– El seguimiento periódico del paciente
– La aplicación de cuidados y restauraciones menos agresivos

¿Por qué es la Odontología Minimamente Invasiva tan importante para nuestra salud?

Porque es difícil lograr una óptima salud física si la salud dental no es tratada de manera eficaz. La mayoría de las personas no logramos apreciar esta correlación y la importancia que tiene la odontología para nuestra salud en general y nuestro bienestar.

Una salud bucodental deficiente puede causar enfermedades sistemáticas que afecten diferentes partes de nuestro organismo como la diabetes o enfermedades cardiovasculares. Asimismo en la boca podemos ver algunas lesiones que pueden alertarnos sobre carencias vitamínicas, falta de minerales o estados nutricionales deficitarios y actuar en consecuencia.

Por esta razón, en caso de sustituir una pieza dental no basta sólo con poner un implante sin más, sino en averiguar lo que ha ocasionado la perdida del diente.
En primer lugar, porque nos permitirá prevenir y cuidarnos mejor para que esto no se reproduzca, en segundo lugar, porque nos podrá alertar sobre otros posibles problemas y, en tercer lugar, porque cuanto más tardemos en identificar los problemas y tratarlos, más agresivos y caros resultarán los tratamientos necesarios para solucionarlos.

Esperamos que esta información le haya resultado interesante.

Para más información consulte www.adecoa.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *