¿Por qué ciertas clínicas dentales logran un mayor grado de satisfacción en sus pacientes?

Thinking emoticon smiley

¿Por qué ciertas clínicas dentales logran un mayor grado de satisfacción en sus pacientes?

Aunque podemos afirmar que la mayoría de las clínicas dentales buscan satisfacer plenamente a sus pacientes, no todas lo logran de la misma manera.

Esto se debe en gran parte al amplio significado que tiene la palabra satisfacción y como ésta se interpreta tanto por parte de los odontólogos como por parte de los pacientes.

En efecto, mientras para un dentista, la calidad total suele estar relacionada con la calidad de los tratamientos, la fiabilidad, la precisión o los resultados de los mismos; para el paciente en cambio, la calidad total tiene más que ver con la ausencia de dolor, la atención personalizada, la transparencia, la tranquilidad, precios competitivos o la honestidad.

Como vemos, son dos maneras distintas de percibir la sensación de calidad porque, como siempre, no es como nos percibimos a nosotros mismos sino como nos percibes los demás.

En general, las clínicas dentales que logran obtener un alto grado de satisfacción en sus pacientes son aquellas que son conscientes de la diferencia existente entre esto dos puntos de vista y que consiguen un equilibrio perfecto entre la calidad medica y la calidad de atención al paciente.

Esto significa que el grado de calidad global, no sólo depende de la calidad de los odontólogos sino también de la calidad del equipo auxiliar.
Algo a tener muy en cuenta como paciente, ya que está comprobado que la calidad de la atención y la calidad clínica suelen ir siempre muy unidas, al igual que no se concibe un restaurante con estrellas Michelín con un servicio de sala deficiente.

Sin lugar a dudas, la das diferencias vienen sobre todo marcadas por el verdadero y sincero interés por la salud bucodental de sus pacientes por parte del equipo, tanto sanitario como auxiliar, lo cual sólo se suele conseguir si la clínica lleva esa prioridad marcada en su “ADN” y todos actúan en consecuencia.

Esto es, al fin y al cabo, más una cuestión de actitud que de protocolos de trabajo, y es difícil encontrarla si no viene dictada desde la dirección de la clínica.

Por esta razón, a la hora de evaluar a su clínica dental, lo más importante es intentar determinar cual es su “ADN” y sus prioridades, y averiguar si en dicho “ADN” prevalece más la preocupación por nuestra salud bucodental que otros aspectos.

En base a eso podremos determinar si estamos depositando nuestra salud en las mejores manos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *