Problemas dentales en niños

[su_youtube url=”https://www.youtube.com/watch?v=Z-9ldLHuUes&feature=youtu.be” width=”520″ height=”460″ responsive=”no”]

¿Te preocupa la salud dental de tus hijos? ¿Tienes dudas con respecto a los síntomas? El video que os dejamos a continuación te hablara de las principales recomendaciones y consejos, y te aclarara las posibles dudas que tengas.

Para empezar, la evolución de esquema dental:

Si los dientes de leche empiezan a formarse durante el embarazo, solo salen a partir del 6º mes. Los primeros dientes en aparecer son normalmente los incisivos inferiores.

– Con un año, el niño deberá tener cuatro dientes arriba y cuatro abajo.
– Con cuatro años, los 20 dientes de leche se posicionan.
– Con seis años, detrás del último diente de leche la primera muela definitiva hace erupción. Es el llamado “diente de los seis años”. Es también a esta edad cuando los incisivos de leche empiezan a moverse.
– Con ocho años, los cuatro incisivos de arriba y abajo se posicionan
– Hacia los diez años, las muelas temporales caen: las reemplazarán los premolares definitivos.
– Con doce años, en el fondo de la boca aparecen las cuatro segundas muelas. El niño tendrá entonces 28 dientes permanentes. Las muelas del juicio, aparecerán bastante más tarde. No hay ninguna edad precisa para ello.

Ahora estudiaremos el problema de la higiene.

En cuanto aparecen, a los seis meses, los padres deberían limpiar los dientes de leche con un cepillo para bebés o bien con el mismo dedo envuelto en una gasa, sin pasta de dientes que sólo podremos utilizar a partir del momento en el que el niño sepa escupir.

A partir de los cuatro años, el niño se cepillará él mismo los dientes bajo supervisión de sus padres, con un dentífrico ligeramente fluorado y con un cepillo blando especial para niños.

A partir de los seis años, el niño deberá emplear un cepillado meticuloso siguiendo los movimientos siguientes:

– Poner el cepillo a caballo en el diente del fondo y mover de atrás hacía adelante diez veces
– Cepillar la parte externa de los dientes, desde la encía hacía el diente, es decir desde lo rojo hacia lo blanco.
– Cepillar por fin la parte interna de los dientes.
Recomendamos el uso de un cepillo blando y de forma adaptada así como un dentífrico al flúor.

Ahora jugaremos al juego de preguntas y respuestas y abordaremos las preguntas más frecuentes que se hacen los padres con respecto a los niños.

¿Cuáles son los síntomas de erupción dental en el bebe?

La aparición de los dientes es un momento difícil. Los llantos del bebé son acompañados muchas veces de diarreas, eritemas en los glúteos, mucosidad, salivación y como no, inflamación en la encía.

¿Pero, qué podemos hacer al respecto?

Puede ayudar a su niño haciéndole un masaje en la encía con un producto específico vendido en farmacia. Un tratamiento homeopático “Camomilla” puede también aconsejarse.

¿A qué edad debo darle flúor a mi hijo?

El flúor es indispensable para la salud dental. No obstante, un complemento en flúor solo será prescrito en caso de que su alimentación no le aporte ya lo suficiente a través de la sal fluorada o las aguas minerales por ejemplo, con el fin de evitar un exceso de flúor.
Si su dentista o pediatra deciden prescribir un complemento de flúor, éste se deberé tomar preferentemente por la noche después del cepillado.

¿Cuáles son las buenas costumbres que permiten evitar las caries?

Como hemos visto, la higiene es primordial desde la aparición de los primeros dientes, pero las buenas costumbres alimenticias también influyen. El azúcar favorece la aparición de caries. Deberemos evitar añadirlo a biberones de agua o dar zumos de fruta sobre todo antes de acostarse.

La caries es una enfermedad infecciosa transmitida por la saliva. Si comprueba la temperatura del biberón, hágalo sobre la muñeca en lugar de probarlo con la boca. La boca de un adulto contiene unas 60 bacterias.

¿Hasta qué edad mi hijo puede chuparse el dedo o usar chupete?

Esta costumbre no debe prolongarse más allá de los seis años ya que puede provocar malformaciones irreversibles.
¿A qué edad se debe hacer la primera visita al dentista?
Se pueden recibir los primeros tratamientos a partir de los cuatro años. El temor al dentista comienza muy pronto. Llévese a su hijo en sus revisiones y eso desde los dieciocho meses. Se encontrará a gusto en la consulta y su primera experiencia no estará relacionada con cuidados o dolores. Una visita de rutina cada seis meses se impone.

¿Qué hacer en caso de retraso en la erupción de los dientes de leche?

Sólo se habla de retraso si el diente no ha aparecido hasta un año después de la edad normal. Es indispensable en este caso llevar a su hijo al dentista.

¿Qué hacer si mi hijo tiene los dientes hacia adelante?

Chuparse el dedo o bien un tic de pulsión de la lengua sobre los dientes puede ser el origen de tal malformación. Una visita al dentista es en este caso indispensable.

¿Debo preocuparme si mi hijo tiene los dientes de leche separados?

No, al contrario, porque esto prefigura una buena alineación de los dientes definitivos. Por el contrario, unos dientes juntos desembocarán en la mayoría de los casos en un apiñamiento a la llegada de los dientes definitivos.

Mi hijo tiene un diente negro ¿debo preocuparme?

Es la necrosis de la pulpa debida a un choque que está al origen de esta coloración. Una visita al dentista permite averiguar si el diente definitivo está amenazado o no.
Por el contrario, una coloración negra en la base del diente no deberá preocuparle. Se trata de un sedimento debido a las bacterias, no es un problema.

¿Qué hacer en caso de traumatismo dental?

Tiene que visitar de urgencia un dentista. Si el diente ha sido expulsado, tiene que conservarlo en leche o en un paño húmedo. No lo limpie. La rapidez con la que será reemplazado el diente condicionará las probabilidades de éxito.

Mi hijo tiene los dientes torcidos ¿qué debo hacer?

Una visita al dentista es recomendable. Él decidirá si es necesario iniciar un tratamiento de ortodoncia que permita devolver los dientes a una buena posición restableciendo así su función y estética.
El dentista podrá él mismo llevar a cabo este tratamiento o podrá mandarle a un especialista en ortodoncia.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *